Como todos, en el algún momento todos tenemos que pasar por este proceso, el primer corte de cabello de nuestros hijos. Ya sea que sea anhelado, o no, puede causar mucha incertidumbre ¿Mí bebé lo aceptará? Sea cual sea su situación, estamos aquí para guiarte. El primer corte de cabello del bebé necesita un poco de preparación, por eso te contamos todo lo que debes saber.

El primer consejo y el mejor es “prepárate”, esa es la base de todo:

Practica la rutina en casa. Familiariza a tu hijo, en modo juego, con agua, unas tijeras de seguridad (o imaginarias) y una silla especial. Esto aliviará el estrés de la experiencia real.

Asegúrate de programar el corte de cabello cuando sea más factible que tu hijo esté tranquilo, sin hambre ni cansancio. Si bien no puedes predecir su estado de ánimo con total precisión, evitar los momentos "difíciles" del día ayudará a evitar las crisis nerviosas.

Llega al salón un poco antes para que tu hijo pueda ver a otras personas cortándose el cabello y deja que te vea a ti hacerlo. Ver a otras personas en la misma situación ayudará a tranquilizar al bebé.

Planea llevar su juguete favorito, un chupón, un dispositivo móvil o incluso a otro miembro de la familia para mantener a tu hijo tranquilo y ocupado durante el corte de cabello. Esto ayudará a mantenerlos quietos para el estilista y te dará la oportunidad de capturar fotos memorables.

Decide con anticipación si deseas conservar un mechón del cabello de tu hijo desde el primer corte.

La mejor recomendación es que vayas a un estilista experto en manejo y control de menores, no lo lleves a tu estética habitual. Hay personas experimentadas en procedimientos, como lo son: Greñuditos Estética Infantil, tu lugar de confianza.